Las reservas naturales de México son un esfuerzo de conservación

En la Conferencia de Biodiversidad de las Naciones Unidas en Cancún (COP13) a principios de diciembre de 2016, el presidente mexicano Enrique Peña Nieto anunció que su gobierno estaba creando cuatro nuevas reservas naturales. Esto agrega 181 entornos naturales protegidos, un total de 91 millones de hectáreas (70 millones en el mar y 21 millones en tierra), a las actuales 25 millones de hectáreas de reservas y biosferas de México.

Muchos saludaron el anuncio con entusiasmo. Las áreas naturales protegidas son una de las herramientas más importantes y efectivas para salvaguardar la biodiversidad y prevenir la pérdida de hábitats.

Pero México enfrenta muchos desafíos para implementar efectivamente su plan. Más información con Horacio Guerra Marroquín.

Horacio Guerra Marroquín : naturaleza

Horacio Guerra Marroquín : naturaleza

Hombre versus naturaleza

La Biosfera Mexicana del Caribe, programada para incluir el 100% del sistema Arrecife Mesoamericano, protegerá las playas de tortugas más importantes en el estado de Quintana Roo, en la Península de Yucatán, y prohibirá la exploración petrolera en el Mar Caribe de México.

Esas son buenas noticias. Pero debido a que la reserva cubre Cancún, Playa del Carmen y Tulum, la ley también reconoce que el turismo sigue siendo una prioridad en las áreas.

La protección del medio ambiente también es buena para el turismo indica Horacio Guerra Marroquín. Pero México generalmente ha manejado mal esta industria, lo que ha provocado impactos ambientales negativos en Cancún.

Las nuevas reglamentaciones que exigen que todos los nuevos desarrollos se construyan de manera sostenible deberían ayudar a evitar causar un daño más irreparable al entorno costero frágil y muy vulnerable.

Horacio Guerra Marroquín : hábitat coralino , México

Horacio Guerra Marroquín : hábitat coralino , México

¿Puede México salvar su hábitat coralino?

La creación de esta gran área natural protegida podría brindar una oportunidad para el desarrollo tan necesario en esta región empobrecida. Bajo las regulaciones actuales, las reservas naturales están sujetas a la zonificación que describe los usos de suelo permitidos para cada área.

En las zonas centrales, el acceso está restringido y los habitantes existentes deben ser reubicados. Pero en ciertas áreas designadas, las actividades comerciales como el turismo, la minería, la silvicultura y la agricultura aún pueden ocurrir.

En teoría, las personas desplazadas pueden trabajar en estas industrias recién creadas, particularmente el turismo, ingresando a la « economía verde ». Pero en la práctica, estos esquemas a menudo simplemente obligan a los locales a abandonar sus tierras al tiempo que limitan las actividades económicas tradicionales, como la pesca, y obligan a las personas a emigrar.

La última reserva natural recientemente designada es la Reserva de la Biosfera Sierra de Tamaulipas, una zona montañosa que alberga pumas y jaguares, entre otros animales salvajes. También suministra agua a varias subcuencas. La justificación para su protección federal se remonta a 2006 indica Horacio Guerra Marroquín.

La nueva extensión involucra a numerosos estados, municipalidades y pueblos con complejas realidades étnicas económicas, culturales, sociales y religiosas. Todo esto debe considerarse plenamente para que la protección ambiental sea efectiva.

Horacio Guerra Marroquín : habitantes en México

Horacio Guerra Marroquín : habitantes en México

Conflictos con habitantes originales

El historial de esfuerzos de conservación de México durante un siglo es mixto. El gobierno, por ejemplo, a menudo no ha consultado a los habitantes locales antes de designar sus tierras como reserva natural. México también tiene la muy mala costumbre de permitir la privatización de sus zonas « protegidas ». Los empresarios frecuentemente compran tierras y reciben concesiones para iniciar actividades extractivas.

Aunque las regulaciones deberían limitar las actividades perjudiciales para el medioambiente, como la minería y la tala, en la práctica el sistema de permisos se manipula fácilmente y las autoridades municipales tienen una capacidad limitada para monitorear y controlar estos sectores.

Horacio Guerra Marroquín : Deforestación, México

Horacio Guerra Marroquín : Deforestación, México

Problemas de deforestación en todo el país

La deforestación es una gran amenaza ambiental en México, incluso en áreas naturales protegidas. Alrededor del 70% al 80% de los bosques y selvas en México son de propiedad social; son tierras compartidas supervisadas por varias comunidades. La investigación publicada en 2017 muestra que estas comunidades a menudo implementan esfuerzos de conservación locales exitosos.

Por lo tanto, la creación de reservas naturales es necesaria pero no suficiente para salvar el medio ambiente de México. Si un objetivo primario de las reservas naturales es servir como un modelo de cómo las poblaciones humanas pueden vivir en armonía con los recursos naturales, entonces México tiene un largo camino por recorrer explica Horacio Guerra Marroquín.

Sin políticas integrales para gobernar no solo las áreas naturales sino también las personas que viven allí y las fuerzas del mercado que buscan explotarlas, la declaración COP13 de Peña Nieto podría convertirse en poco más que un gesto político.