basura organica e inorganica

Separa la basura como primer paso para combatir la contaminación ambiental

La explosión demográfica sumada al desarrollo de la industria de consumo ha duplicado la tasa de generación de basura orgánica e inorgánica en el planeta. 

En la actualidad, el desarrollo sostenible se ha convertido en una necesidad para todas las naciones a nivel mundial, es por ello que tiene que apoyarse en nuevas tecnologías para aumentar el reciclaje más eficiente y en la educación ambiental para reducir la producción de basura.   

Hoy por hoy, la gestión de la basura orgánica e inorgánica se ha transformado en un tema prioritario para la Agenda 2030 de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). 

Además, según datos de la misma organización, la población mundial podría alcanzar los 9.600 millones de habitantes en 2050, lo que significa que necesitaríamos los recursos de tres planetas para mantener nuestro estilo de vida actual. 

¿Sabías que en las principales ciudades de los países desarrollados se producen entre 7.000 y 10.000 millones de toneladas de basura orgánica e inorgánica? Y si piensas que es una cifra exagerada, solo imagina los 100.000 animales marinos que mueren cada año por ingerir plástico en los océanos.   

En este artículo, te explicaremos qué es la basura orgánica e inorgánica y por qué es importante separarla desde casa. ¡Comencemos!

¿Qué es la basura orgánica y ejemplos?

La basura orgánica hace referencia a los residuos de origen biológico, en otras palabras, que provienen de los seres vivos, o los resultantes de todo el procesamiento de alimentos. 

Si bien es cierto que resultan más molestosos a nuestro olfato producto de su putrefacción, son menos dañinos para la naturaleza, ya que son biodegradables. 

Gracias a esta propiedad, existe la posibilidad de que la basura orgánica sea usada para la fabricación de compost o abono para los cultivos y la jardinería. Por eso, es tan relevante separar la basura orgánica e inorgánica. 

Hay varios ejemplos de basura orgánica, entre los principales están

  • Servilletas, toallitas de papel, papel y cartón.
  • Desperdicios de comida como semillas, aceite, alimentos descompuestos, vegetales, cascaras de huevo, entre otros. 
  • Cadáveres de animales.
  • Desechos de animales como plumas, pelaje, excrementos o uñas.
  • Ropa elaborada de algodón o pieles de animales.
  • Residuos de jardinería como la poda de plantas. 

¿Qué es la basura inorgánica y ejemplos?


Por otro lado, tenemos la basura inorgánica, la misma consiste en aquellos residuos que tienen su origen en materiales que no son biológicos. En consecuencia, resultan más perjudiciales para el medio ambiente, puesto que al estar fabricados con materias primas sintéticas se tardan en descomponerse.  

La basura inorgánica puede mantenerse intacta durante mucho tiempo y ocasionar graves problemas de contaminación. Y en ello radica la primera diferencia entre la basura orgánica e inorgánica. 

Es importante resaltar que existe la posibilidad de reusar o reciclar estos residuos. No obstante, el gran porcentaje de basura inorgánica que no puede ser reusada o reciclada, tiene que ser descartada en rellenos sanitarios causando efectos perjudiciales en el medio ambiente. 

Las grandes compañías son las principales responsables de generar este tipo de desecho. Aunque las economías domésticas también producen basura inorgánica, no se compara en absoluto a las cantidades que generan las industrias. 

Entre los ejemplos más comunes de basura inorgánica tenemos:

  • Botellas y juguetes de plástico. 
  • Latas de cerveza y refresco.
  • Materiales de construcción que están fabricados con PVC.
  • Botellas y objetos de vidrio.
  • Jeringas.
  • Neumáticos.
  • Aerosoles.
  • Bolsas plásticas. 
  • Entre otros…

La importancia de separar la basura orgánica e inorgánica 

Aparte de maximizar el aprovechamiento de nuestros recursos naturales, otra excelente manera de ayudar a lograr un mundo más sostenible, es el uso que le demos a los residuos que tienen la posibilidad de ser reutilizados o reciclados. Por ende, llevar a cabo una correcta recolección y separación de la basura orgánica e inorgánica es crucial.

A continuación te explicamos la importancia de separar correctamente la basura orgánica e inorgánica.

Orgánica

Como te mencionamos unos apartados atrás, estos desechos son de origen biológico. Los mismos se almacenan en un contenedor marrón y la finalidad de esta basura es fabricar compost, abonos y biogás.

Inorgánica

Separar y almacenar apropiadamente estos residuos brinda la posibilidad de reusar y reciclar materiales que pueden usarse para la fabricación de otros productos como mangueras, piezas automotrices, envases, adornos, entre otros.

La basura inorgánica que puede clasificarse y separarse es: cartón, plástico,  aluminio, vidrio, metal y papel. Para ello cada material debe tener un contenedor específico.

Dada la importancia que tiene la gestión adecuada de residuos sólidos, en México la Red Ambiental liderada por Horacio Guerra promueve la separación y recolección de basura orgánica e inorgánica para contribuir con el medio ambiente y fomentar la reutilización de los desechos. Si quieres saber más, entra aquí y descúbrelo. ¡Saludos!

    Deje su comentario

    Your email address will not be published.*